The Walking Dead: “The Other Side” – Crítica 7X14

Este texto contiene SPOILERS. “The Other Side” es el decimocuarto episodio de la séptima temporada de The Walking Dead. Episodio sobresaliente en su ritmo y notable en su contenido. Cada vez queda más claro que cuanto menos aparece Rick, más entretenido será el episodio.

 

A falta de dos episodios para el final de temporada, Sasha y Rosita han decidido ponerse en marcha para intentar asesinar al “hombre del bate” que mató a Abraham, para así vengar su muerte y zanjar este turbio asunto que lleva atormentando a sus amantes desde los primeros minutos de esta temporada. No sucederá nada mucho más interesante que esto a excepción de unos breves y emotivos minutos que Daryl nos regala en una conversación sincera con Maggie. Aunque el último tramo final, también deja miga para debatir.

 

Mujeres al poder

Sasha y Rosita tuvieron sus diferencias a finales de la sexta temporada debido a que las dos estaban enamoradas del mismo hombre. Sin embargo, a partir de la muerte de este, ambas han terminado de pulir sus diferencias para unir sus fuerzas en una causa suicida que pondrá fin al triangulo amoroso menos funcional de la serie. Y es que, a veces, The Walking Dead peca de centrarse demasiado en la parte dramática de los personajes y olvida que estamos en un mundo rodeado de muertos vivientes que quieren devorar todo lo que se mueve, y “The Other Side” es un ejemplo de ello.

 

Está claro que hay que cuidar las tramas y evolución de personajes, pero tampoco hay que olvidar que los caminantes pueden atacar en cualquier momento. La mini-aventura de Sasha y Rosita, en sí, es algo sosa y breve si se tiene en cuenta la importante tarea que van a realizar. Llevamos tanto escuchando que Negan tiene que morir, que hasta sabe a poco el hecho de que un par de personajes vayan a por él. El conflicto está inminente, de eso no hay duda, ya que Hilltop también se está preparando para una guerra, pero lo más probable es que no veamos dicho conflicto hasta la próxima temporada.

 

 

Lo mejor del episodio, es esa pequeña conversación que matienen Daryl y Maggie mientras se esconden de los Salvadores, en la que Dixon le dice lo muy arrepentido que está por lo que le sucedió a Gleen y que se siente responsable de su muerte por no obedecer las reglas que Negan estipuló mientras escogía a sus víctimas por sorteo. La respuesta de Maggie no podría haber sido mejor, resumiendo en que Daryl es de lo mejor de este mundo. Es uno de los mejores momentos que la temporada nos ha regalado y que, desde hacía tiempo, queríamos ver en algún momento.

 

La última sorpresa de “The Other Side” ha sido el comportamiento de Eugene, que se ha negado a ser rescatado por Sasha y Rosita y ha huido en busca de su nuevo líder. Sasha que, como de costumbre, intenta apropiarse mayor protagonismo, va tras él adentrandose en la fortaleza de los Salvadores mientras Rosita se queda fuera. Negan ahora tendrá dos miembros del grupo de Rick capturados para forzar a someterlos de nuevo si estos finalmente se revelan.

¡Comparte!