The Walking Dead: “Rock in the Road” – Crítica 7X09

Este texto contiene spoilers. “Rock in the Road” es el noveno episodio de la séptima temporada de The Walking Dead. Después de su habitual parón, la serie de zombies del momento ha regresado a la pantalla de nuestras casas un tanto desubicada, me explico; la serie ya tenía todas las perder cuando después de esos primeros episodios en los que Negan se paseaba a placer aplastado cráneos, cesaron. Y, por ahora, la serie no parece que vaya a levantar cabeza. Además, el ritmo del episodio es demasiado lento a diferencia de otros, por lo que se hace un tanto difícil de seguir.

 

En “Rock in the Road” lo único que sucede es aquello que se veía venir de lejos desde que nos presentaron a las comunidades vecinas de Alexandria: realizar una posible alianza para derrocar a Negan. Si hemos tenido que esperar dos meses para ver una vuelta tan pobre donde todo no ocurre nada nuevo y es solo de transición más; justificado queda que The Walking Dead haya perdido audiencia -y siga perdiéndola-. Y es que, desgraciadamente, no hay mucho que contar en lo que va restando de temporada, puesto que en un principio el bombazo iba a ser Jeffrey Dean Morgan.

 

Empezamos con el pie izquierdo

El episodio continua justo donde lo dejamos en “Hearts Still Beating“, cuando Rick y los demás, unidos por fin, deciden hablar uno por uno con los líderes de Hilltop y El Reino para animarles a que se unan a ellos para destruir el sistema de explotación de Negan -el cual no hace acto de presencia en este “Rock in the Road“-. Y así sigue hasta que termina, sin cambios ni sorpresas. A excepción del misterio del hombre del barco, que tampoco es que genere demasiado interés, sinceramente.

 

 

Es por ello, que, desde el punto de vista de este humilde redactor, The Walking Dead confirma que está en estado terminal. La serie no ha conseguido volver a reavivar la llama desde que se mostró el cliffhanger de la sexta temporada, lo que no tampoco sorprende porque siempre ha ido raspando el larguero. Pero esta séptima temporada está siendo bastante devastadora.

 

“Rock in the Road”, sin embargo, intenta recuperar la atención del espectador con un poco de acción al estilo Braindead casi al final del episodio. Un momento en el que Michonne y Rick descuartizan a más de una veintena de zombies mientras, lo demás, escapan con unos explosivos -encontrados en mitad de la nada- para utilizarlos en la inminente guerra. Por el momento, The Walking Dead no ha dejado ningún elemento de peso para seguir la trama con demasiadas ganas -y menos todavía si uno es lector de los cómics originales-. Esperemos que la temporada mejore a la mayor brevedad posible.

 

 

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *