Supergirl: Livewire – Crítica de S01x04

“Livewire” es el cuarto capítulo de esta primera temporada de Supergirl, emitido en la CBS el pasado lunes 16 de noviembre. Aunque originalmente se planeó su emisión como quinto capítulo, tras los atentados de París la cadena decidió cambiar el orden entre el presente episodio y el que estaba programado (“How Does She Do It?”), ya que este se centra en Kara enfrentándose a un grupo terrorista.

 

Si bien es cierto que al situarlo en Acción de Gracias y centrar parte de la trama en la familia Danvers, hace que este episodio resulte más relajado. Pero que esto no os desanime porque en Supergirl: “Livewire” aún tenemos nuestra dosis de acción. No solo se nos introduce a la que es por ahora la antagonista más memorable de la temporada, sino que también nos permite conocer nuevos aspectos de personajes ya conocidos por el púbico. Además, Supergirl aprovecha la excusa de una reunión familiar para desvelar ciertos secretos sobre los Danvers.

Livewire no es la única con “mommy issues”

Anteriormente os contamos por qué deberíais darle una oportunidad a Supergirl, y uno de los motivos es la importancia que da esta serie a sus personajes femeninos, ya que a pesar de que varios de los amigos y aliados de Supergirl son hombres, sus relaciones más determinantes son con mujeres: su madre, su hermana, su tía, su jefa… lo cual es refrescante teniendo en cuenta que en la gran mayoría de historias de superhéroes tanto la acción como las relaciones principales giran alrededor de personajes masculinos y la figura del “padre”. En este caso, en Supergirl se centran en la relación entre madres e hijas, y sí, hay “mommy issues” para dar y tomar.

 

En Supergirl: “Livewire”, la mayor parte de la acción gira alrededor de cinco mujeres y las relaciones entre ellas: la propia Kara/Supergirl (Melissa Benoist), su hermana Alex (Chryer Leigh), la madre de ambas Eliza (Helen Slater), Cat Grant (Calista Flockhart), y una nueva jugadora, Leslie Willis/Livewire (Brit Morgan).

 

supergirl livewire 1

 

Curiosamente, el peso de la trama de las Danvers no recae sobre la propia Kara, sino sobre su hermana y su madre. Las dos científicas tienen una relación complicada y nada extraña para muchas familias, sobre todo cuando un hermano pequeño entra en escena (“es que al pequeño le quieres más que a mí”, “nunca te parece bien lo que hago”, “ella puede salir del armario como superheroína pero si yo cambio de trabajo me la lías…”, esas cositas). Para solucionar estos problemas tendrán que abrirse emocionalmente y airear ciertos asuntos familiares, lo que nos permitirá conocer la verdad sobre el padre de Alex, el fallecido doctor Jeremiah Danvers, y abre una nueva trama de investigación para futuros episodios.

 

Por otro lado, en Supergirl: “Livewire” vemos en directo por primera vez en la serie el nacimiento de un superhumano y cómo este obtiene sus superpoderes. No os vamos a destripar nada, pero tanto Supergirl como Cat Grant son parcialmente culpables de cómo se desarrolla el asunto. De esta manera, la CBS le da un giro de tuerca al origen de esta supervillana, ya que originalmente era una antagonista en la línea de cómics de Superman y era el propio Hombre de Acero con quien Livewire tenía sus más y sus menos, y a quien la propia Livewire culpaba de su transformación. Aparte de que se trata de un “súper” diferente, no hay otros cambios mayores y los lectores que ya conozcan a Livewire podrán comprobar que se han respetado tanto el nacimiento como la esencia del personaje, aunque esta esté un pelín cambiada físicamente.

.supergirl livewire 3

 

También es necesario mencionar que en este nuevo episodio vemos una nueva faceta de Cat, interpretada por Calista Flockhart, mostrándonos que es un personaje multidimensional y complejo más allá del papel de “la jefa estreñida”. Estos mismos aspectos nos ayudan a entender un poco más su relación con la propia Supergirl, con Kara, y con todos sus empleados, ya que el hecho de que resulte tan despótica y exigente es una manera de exigir a todos, incluida a sí misma, lo mejor que puedan dar a la hora de hacer su trabajo. Aunque claro, no todo el mundo se toma igual de bien que le aprieten demasiado las tuercas y algunas personas terminan explotando (literal o metafóricamente), como veréis que le pasa a la que se convertirá en Livewire.

 

Mayormente es un capítulo simpático, siguiendo el tono general que está tomando esta temporada de Supergirl. Combina escenas más divertidas o tranquilas con momentos de acción y explosiones, lo que viene haciendo muy bien. Es de agradecer que finalmente tengamos una antagonista más carismática y que nos deje con ganas de volverla a ver por la serie, algo que se venía echando en falta. Livewire se convierte en el opuesto perfecto a Supergirl. Donde una es positiva y luminosa, la otra es resentida y sombría, y si la CBS deja que su rivalidad se quede resuelta en un único episodio estarán desaprovechando un gran filón. Tras Supergirl: “Livewire”, ya solo nos queda esperar que “How Does She Do It?”, el que iba a ser el cuarto capítulo de la temporada, vea la luz la próxima semana como las previews de la CBS sugieren.

 

supergirl livewire 2


 

¡Dato para los amantes de las curiosidades! Hay que señalar las elecciones de los directores de casting para encarnar a los padres adoptivos de Supergirl, ya que los elegidos no son otros que Dean Cain y Helen Slater. O lo que es lo mismo, Superman en la serie noventera basada en el Hombre de Acero, “Lois & Clark: Las nuevas aventuras de Superman”, y la propia Supergirl en la película homónima de 1984, respectivamente.

¡Comparte!
Mariló Delgado

Mariló Delgado

Ilustradora y dibujante de cómics. Entusiasta de los perezosos. Mi mano izquierda puede predecir el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *