Star Wars: antes del Episodio VII ya había una saga

Todos los aficionados a Star Wars más o menos talluditos tenemos muy presente el que se vino a llamar “Universo Expandido“, que fueron aquellos productos autorizados que continuaban las historias de los héroes de esta saga galáctica fuera de lo visto en las pantallas.

 

Star Wars Universo Expandido_2

 

No obstante, no hay mucha gente que sepa que ese “Universo Expandido” fue una jugada de mero marketing sugerida a George Lucas con objeto de generar nuevos productos que satisficieran al aficionado al estilo de lo que hacía la saga “Star Trek” apoyándose en el largo periodo que transcurría entre película y película con objeto de mantener, así, contento y “caliente” al fan. Pero en todo momento Lucas conservaba el control sobre su obra, de tal manera que este nuevo universo no llegaba a ser totalmente canónico, o lo era hasta que el creador de Star Wars decidiese lo contrario con objeto de continuar su obra.

 

Y así ocurrió: el 25 de abril de 2014, Lucasfilm anunció que todo lo creado hasta ese momento en el “Universo Expandido” quedaba fuera del canon amparándose en esa cláusula por la cual podía, en cualquier momento, retomar su obra como él quisiera (probablemente impelido por la necesidad de crear más y nuevos ingresos). ¿Supuso el final de todo lo creado hasta el momento? No, pero sí queda fuera de esta nueva continuidad oficial. De hecho, ahora se agrupa bajo un nuevo sello llamado “Star Wars Legends“, que constituye una línea paralela al margen de la Star Wars oficial y reconoceremos por estar marcada por una característica banda dorada.

 

¿Cómo empezó todo?

El Universo Expandido nace, literalmente, como una manera adicional de llenar las arcas de George Lucas con un material que prometía dos cosas: rellenar los huecos e interrogantes argumentales de y entre las películas y sus personajes al tiempo que calmaba el “mono” del aficionado.

 

Se dice que todo empezó con el encargo a Alan Dean Foster de una novela llamada “El ojo de la mente“, que era una especie de continuación de las aventuras de Han Solo tras el Episodio VI (y se dice que una especie de compensación al autor por haber sido el ‘negro’ detrás de la novela basada en el Episodio IV: “Una nueva esperanza”).

 

ThrawnTrilogy

 

Pero, visto el éxito obtenido con estas novelizaciones, George Lucas decide ir un paso más allá y contrata para él a un peso pesado de la Ciencia-Ficción, ganador de un premio Hugo, como es Timothy Zahn. Él fue el creador de la que los amantes del Universo Expandido consideramos la mejor de las continuaciones: la llamada “Trilogía de Thrawn” (su nombre oficial fue “Trilogía de la Nueva República“).

 

¿Qué había en esa Star Wars “no oficial”?

El Gran Almirante Thrawn, obra de Terese Nielsen: http://teresenielsen.deviantart.com/Pues, ante todo, un ‘malo’ carismático que despertaba simpatías entre los lectores: el Gran Almirante Thrawn. En la primera novela de la saga, “Herederos del Imperio“, se nos presentaba un futuro sólo a cinco años vista de “El retorno del Jedi” en el que aún quedaban activos varios regimientos imperiales, y uno de ellos era la flota de Thrawn, que regresaba de una misión secreta en los sistemas exteriores y se disponía a devolverle al legítimo y digno Imperio sus días de mayor gloria… Y que pone a la Nueva República nacida del triunfo del golpe de estado rebelde en jaque en varias ocasiones.

 

El hecho de ser el único alto oficial no humano del Imperio (es un chiss), y sus dotes estratégicas y militares que van formando el carácter final del que es mi personaje favorito de Star Wars -también del Universo Expandido- de su segundo al mando, Gilad Pellaeon, lo convierte en un ‘malo simpático’ a causa de que se trata de todo un personaje. Los gamers igual lo reconocen por ser el Gran Almirante de la flota a la que pertenece el jugador dentro del simulador “TIE Fighter“.

 

MaraJadeTeníamos también líos familiares: Luke intentaba sacar adelante la Nueva Orden Jedi, creando el llamado “Praxeum Jedi” en Yavin IV… ¡Y se casaba y procreaba (tienen un hijo: Ben Skywalker)! Además, no con cualquiera, sino con una antigua espía y ejecutora imperial, pelirroja, de remos largos y busto generoso llamada Mara Jade que fue, en su momento, “la mano del emperador“. Esta escultural mujer tenía la misión de acabar con Luke Skywalker, pero resulta redimida al final por el joven Jedi y cae rendida a sus pies en una historia que merece la pena descubrir comenzando por los cómics “Mara Jade: por la mano del Emperador“.

 

 

Por otra parte, Han Solo y Leia formalizan su relación, y también se casan y procrean, siendo padres de unos gemelos que supondrán uno de los soportes de la saga: Jacen y Jaina Solo, así como de su hermano pequeño, Anakin Solo. Su crecimiento y evolución da para varios libros… En los que os invito a descubrir la identidad original del Sith Darth Caedus, le nueva némesis de los héroes en esta ahora línea alternativa de Star Wars.

 

SoloBrothers

 

¿Y qué pasa con los clones? En el Universo expandido de Star Wars los clones no quedan tampoco olvidados: Thrawn descubre una fortaleza en la que se pueden crear clones y… no solo eso, sino que se guardan ciertas reliquias que el Emperador fue recopilando y guardando entre las que se encuentra la mano que Luke pierde en el Episodio V: El Imperio contraataca. ¡Imagináos la cantidad de diabluras que se podrían hacer con un material y unas instalaciones así! ¿Un ejército de clones con sensibilidad a la fuerza? ¿La creación de Jedis oscuros a medida? ¡Anda que no se le habría podido sacar partido!

 

Y… ¿Entonces?

Lo triste es que estas interesantísimas tramas han sido eliminadas de un plumazo. Yo habría firmado por el rodaje de la “Trilogía de Thrawn” o, en el peor de los casos, por una reinterpretación del material existente adaptándolo a los gustos actuales (recordemos que esta “Trilogía de la Nueva República” salió en 1991). No obstante, reconozco el derecho de George Lucas a renunciar a todo este trabajo -muy notable en buena parte- ya realizado. Al fin y al cabo, Star Wars es “su” universo y puede hacer con él lo que le venga en gana para desesperación o deleite de los aficionados.

 

De todas formas… ¿Empleará J.J. Abrams alguno de los elementos ya creados de alguna manera? En todo caso,  ¿qué universo preferís vosotros? ¿El de “Star Wars: Legends” o el nuevo que se está gestando?

¡Comparte!

Francisco J. Illescas Díaz

Redactor nacido en el 75, sin más. Maestro de titulación y vocación, mas no de oficio; amante de la Historia y las buenas historias; cronista más que literato; redactor más que escritor e incansable investigador y lector; catedrático apócrifo de sarcasmo y sofística; discípulo de mucho... Y freak de primera generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *