Spiderman. Leyendas del clan araña – Un Hombre Araña hecho manga

Para ser un tebeo nacido de una moda, Spiderman. Leyendas del clan araña cumple bastante bien. ¿La razón? Sus autores, Kaare Andrews y Skottie Young, que curiosamente se han hecho un nombre en Marvel y en el mundo de nuestro y amigo vecino trepamuros de una manera muy alejada de lo que vemos en este volumen. Pero volvamos al principio, a la moda. En Estados Unidos vieron un filón en los incontables lectores que tenía el manga y por eso las multinacionales se lanzaron a interpretar a sus franquicias más populares en ese estilo. Así, vimos en un trazo japonés a los Transformers, a Star Wars… y por supuesto a los héroes de DC y Marvel.

 

Así nace esta revisión de Spiderman, que es casi como pasar todos los mitos más clásicos del personaje por la batidora del Otros Mundos de la Distinguida Competencia (como el Batman Vampiro) para crear un Hombre Araña a un estilo japonés… o casi. Porque, en realidad, no hay tanto de japonés, y más bien los diferentes estilos que han triunfado con el personaje en los últimos años. Puede que el dibujo de Andrews en el primer número de la serie tenga algo más de manda, pero el estilo de Young se asemeja más a lo que ha venido haciendo por ejemplo Humberto Ramos en la serie regular del arácnido que a lo que podría mostrarnos cualquier experimentado mangaka.

 

image_gallery3

Mitología japonesa para Spiderman

En cualquier caso, y aunque con más de una década de diferencia con respecto a su publicación original haya que ver este cómic con cierta ingenuidad, se acepta el éxito en el doble objetivo que persigue el cómic: es, para los lectores japoneses, una forma amable de acercarse a Spiderman, y es, para los occidentales, una pequeña gran rareza que se disfruta a partes iguales por la adaptación de los elementos más clásicos del personaje con algunos aspecto de la cultura nipona. En ese sentido, Andrews se mueve con inteligencia, sitúa a su Peter Parker entre una disputa de clanes, pero sin olvidar que estudia junto a Flash, Mary Jane, Gwen y Harry, que Veneno, Otto Octavius o el Duende Verde juegan un papel esencial en su recorrido como héroe.

 

Spiderman. Leyendas del clan araña

 

Leyendas del clan araña no deja de ser un juego simpático de correspondencias entre el universo Marvel conocido y esta revisión en estilo manga, pero que al mismo tiempo apuesta por una historia y un universo propios. Si no lo hiciera, el tebeo sería mucho más aburrido. Y Andrews, puede que incluso contra todo pronóstico al ver la historia que le coronó como un autor de Spiderman destacado, la oscura Reino, saca todo el partido posible a la vertiente más aventurera del héroe. No renuncia, eso sí, al drama y a esa oscuridad, incluso a guiños muy acertados a historias verdaderamente trágicas de la historia del Trepamuros, pero aquí se trata sobre todo de pasarlo bien.

Un diseño atractivo

Siempre que se realiza una historia alternativa, los ojos del aficionado, sobre todo del más celoso de lo que hace de su personaje favorito un icono, se posan en el diseño del héroe. Sobra decir que Andrews cambia muchas cosas de Spiderman. En realidad, mantiene la máscara, los colores, la predominancia de la araña y poco más: manga corta, deportivas, guanteletes para explotar sus habilidades… Y una clara tendencia a la caricatura que después recoge Skottie Young desde su particular estilo pero lejos de los Marvel Babies que le han hecho verdaderamente popular entre los aficionados. Y el diseño hay que decir que funciona. También el del resto de este universo, con especial mención al Spiderman negro o incluso a esta versión demoníaca del Duende Verde.

 

Spiderman. Leyendas del clan araña

Pero sí hay que tener claro que ni Andrews ni Young dibujan aquí como lo harían hoy en día. El objetivo de acercar a Spiderman al mundo del manga se nota muchísimo. Pero en realidad es más cartoon que anime. Puede que sea por la apuesta de mantener la historia en color y en formato de comic-book, pero en realidad tampoco está tan claro que esta sea una versión manga de Spiderman. Sí es una diferente, si hay una clara apuesta por un estilo visual diferente del habitual, pero no hay tanto acercamiento a los códigos del manga. Eso sí, el disfrute visual es continuo de todas las maneras.

Rareza sin continuidad

Con estas características, y dado que no hubo mucha continuidad por parte de Marvel en este intento de acercar sus personajes al manga, Leyendas del clan araña queda como una rareza. Una simpática, entretenida y diferente, que cobra más valor, como se indicaba al principio, por los autores que la firman, pero que también hace justicia al material de referencia. Quizá sea algo más acusada la sensación de que gustará más a lectores de Spiderman que a lectores de manga, pero el caso es que cumple.

 

Panini publica el volumen Spiderman. Leyendas del clan araña dentro de la serie 100 % Marvel, al precio de 14,50 euros.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *