Las 11 mejores películas de animación del siglo XXI

Hacer esta lista de “las 11 mejores películas de animación del siglo XXI” ha sido una tarea complicada. Si la industria de la animación ya fue de lo más fructífera en la segunda mitad del siglo XX (por no decir desde el comienzo de la animación como medio para contar historias), en la década de los 1990 cogió una carrerilla tremenda y surgieron cada vez más producciones y nuevos estudios dispuestos a hacerle la competencia al gigante de Disney. Con todo esto lo que queremos decir es que tenemos la suerte de contar con una variedad impresionante en el panorama actual de cine de animación, con temáticas y estilos muy diferentes que por fin parecen hacer comprender al público general que la animación, en efecto, es un medio y no un género en sí mismo.

 

Aunque Disney y Pixar siguen siendo los líderes indiscutibles de su industria, hemos intentado elaborar una lista variada e inclusiva, valorando no solo su calidad narrativa, si no también su técnica, avances tecnológicos que supusieron y repercusión social y cultural. Ahora bien, igual estas recomendaciones os parecen un peñazo porque en la lista no está ‘Frozen’ (spoiler, ‘Frozen’ no está en la lista), o no hemos incluido vuestra película favorita, o somos unos cafres y nos hemos dejado fuera una obra maestra gordísima de la animación contemporánea. Entretanto, aquí os dejamos nuestra lista de las 11 mejores películas de animación del siglo XXI, o, por lo menos, once películas de animación en ningún orden concreto que tenéis que ver ya mismito.

 

Enredados (2010)

Menos mal que hemos dicho que esto iba a ser una lista variada y empezamos de lleno con Disney, ¿eh? No podíamos hacer una lista de películas de animación sin incluir una peli de princesas, y creemos firmemente que ‘Enredados’ es la peli de princesas del siglo XXI. Aunque ‘Frozen’ fuera el superéxito comercial (y musical), y ‘Vaiana’ lo superase con creces, ninguna de las dos existiría sin esta adaptación animada del cuento de los hermanos Grimm. Aunque es muy posible que ya conozcáis la historia de Rapunzel, Nathan Greno y Byron Howard consiguen incluir nuevos elementos en la mitología de este personaje, y manejar temas como el abuso psicológico… mientras te cuentan un cuento clásico de princesas y aventuras.

Después de una década de experimentar con diferentes historias, de que ‘Tiana y el sapo’ no cosechara el éxito que se esperaba, la cancelación del departamento de animación tradicional… Disney decidió regresar a la fórmula que los ensalzó y volver las adaptaciones de cuentos populares. ‘Enredados’ recupera lo mejor de las cintas con las que habíamos crecido y consigue por fin adaptarlo a un nuevo entorno en 3D, con animaciones naturales en las que la mano de Glen Keane brilla por todas partes. Mezcla humor, lagrimeo y canciones de esas que se te quedan una semana en la cabeza y que te hacen disfrutar otra vez como si tuvieras ocho años.

 

Fantástico Mr. Fox (2009)

‘Fantástico Mr. Fox’ es la adaptación de Wes Anderson del libro homónimo de Roald Dahl (también conocido como ‘El superzorro’, dependiendo de a quien le preguntes). Es la historia de cómo el señor Fox, cansado de su vida aburrida y bucólica, con un trabajo fijo, un hijo al que no entiende y una crisis de mediana edad bien gorda, decide dejarse llevar por sus instintos animales dar un último gran golpe contra los tres granjeros de la zona. Las cosas, claro, no salen como había previsto y todos sus animales vecinos terminan viéndose involucrados en la vendetta personal de los granjeros contra el zorro.

Quizás no sea la mejor película del director, que eso es un tema para otra tarde, pero nadie puede negar que ‘Fantástico Mr. Fox’ es una obra de arte, con un trabajo precioso de animación stop-motion y un diseño de producción muy característico. Toda la película tiene ese regustillo a Anderson, con estética añeja y atemporal y planos muy cuidados, solo que al tratarse de una película más “infantil”, se puede permitir explotar aún más su lado divertido y llevarlo al extremo. Una de esas joyitas que nos hace tener en cuenta que los métodos más antiguos a veces no tienen nada que envidiarle a superproduciones con tecnología puntera.

 

Kubo y las dos cuerdas mágicas (2016)

Y de una película animada en stop-motion saltamos a otra. Las películas de Laika son siempre una agradable sorpresa en el panorama de cine de animación, y lo que el estudio ya había conseguido con ‘Coraline’ o ‘Pararnorman’, Travis Knight lo lleva al extremo en ‘Kubo y las dos cuerdas mágicas’. Esta cinta ambientada en un Japón feudal fantástico nos cuenta la historia de Kubo, un chico con poderes extraordinarios que se embarca en un viaje para derrotar a su abuelo, el Rey Luna, quien le robó un ojo cuando era un bebé.

‘Kubo y las dos cuerdas mágicas’ entra de lleno en nuestra lista de las 11 mejores películas de animación del siglo XXI, no solo por su narrativa, con un ritmo y un hilo argumental muy parecidos a una fábula tradicional o una aventura clásica, si no también por su calidad visual. ‘Kubo’ es preciosa de ver, simple y llanamente. Los movimientos y los efectos que consiguen hacer, especialmente durante las escenas de acción y los momentos de magia, son tan impresionantes que a veces tienes que pararte y recordar que no es una película animada en 3D, si no en stop-motion. Si además sois de lágrima fácil, tened pañuelos a mano que en Laika saben muy bien cómo estrujarte el corazón.

La canción del mar

Vale, esta era un poco spoiler por la imagen destacada… pero no se puede hacer una lista sobre las 11 mejores películas de animación del siglo XXI y dejarnos esta fuera. ‘La canción del mar’ trata sobre los dos hijos de un farero, Ben y Saoirse. Ben es gruñón y odia a su hermana pequeña… hasta que descubren que esta resulta ser una selkie (un ser mitológico, mitad humano, mitad foca) y los dos niños se ven envueltos en una aventura para volver a casa y salvar a todos los seres feéricos.

 

El estudio irlandés Cartoon Saloon es uno de los tesoros de la industria que tenemos en Europa y que se merecen todo el amor del mundo.  Tomm Moore repite la fórmula de ‘El secreto de Kells’, tomando detalles de la cultura y la mitología de Irlanda y haciéndolos suyos, usándolos como inspiración para sus historias y para desarrollar los elementos visuales que dan a las películas de este estudio un estilo tan característico. ‘La canción del mar’ es un poco como un abrazo muy calentito que te deja a gusto y feliz por dentro, y que además te anima a querer saber más de los personajes y del forklore que les rodea.

 

Your name (2016)

‘Your name’ se ha convertido en un éxito de crítica y público, así como en el anime más taquillero de todos los tiempos. Esta película de animación japonesa nos presenta a Mitsuha, una estudiante que odia lo limitada que es su vida en su pequeño y aburrido pueblo y desea ser “un chico guapo de Tokyo”. Su deseo se cumple y al día siguiente se despierta en un cuerpo que no es el suyo, si no el de Taki, un chico (guapo) de Tokyo con una vida muy distinta a la suya. Los dos adolescentes siguen intercambiando sus cuerpos durante un tiempo mientras se van conociendo poco a poco y desvelando el misterio que les ha conectado el primer lugar.

Dirigida por Makoto Shinkai, ‘Your name’ nos cuenta una historia con la que cualquier espectador puede empatizar y no puedes evitar encariñarte de los personajes y desear que todo les salga bien y sean muy felices juntos (aunque lo vas a pasar mal por el camino y soltar alguna lagrimilla). Combina perfectamente la dosis justa de humor y momentos de tensión y lagrimeo, con lo que nos tiene con las emociones a flor de piel durante toda la película. ‘Your name’ es también increíblemente bonita técnicamente hablando, con unos fondos muy cuidados y clavados a sus contrapartidas reales, una iluminación y tratamiento del color preciosos y una animación fluida y muy natural. Si os la perdisteis durante el pase limitado en cines, necesitáis remediarlo cuanto antes.

 

Hotel Transylvania 2 (2015)

Ya os hablamos hace tiempo de lo mucho que nos gustó ‘Hotel Transylvania 2. Y es que si la primera es divertida y fácil de ver, la secuela lo es aún más, con un humor todavía más fresco y nuevos giros de tuerca a la trama y mitología de los monstruos. Esta cinta de Sony Pictures Animation, Mavis, la hija de Drácula, y Jonathan, el excursionista al que conoció en la anterior entrega, se casan y tienen un hijo, Dennis. Todos tienen clarísimo que lo querrán igual independientemente de si es humano o vampiro… excepto que si el pequeño resulta ser humano, la pareja se mudará Dennis pueda llevar una vida normal con otros humanos. Drácula, por supuesto, intentará probar por todos los medios posibles que su nieto es un vampiro para conseguir que su familia se quede con él en el hotel.

 

Genndy Tartakovsky (‘Samurai Jack, ‘El laboratorio de Dexter) es el director de todas las entregas de ‘Hotel Transylvania’ y consigue adaptar principios de animación tradicional a 3D sin que nos chirrié ni se haga extraño. La animación, uno de los puntos fuertes de la saga monstruosa, mejora indudablemente en cada nueva entrega. Vemos a los personajes doblarse y estirarse y moverse como si fueran blandiblús típicos de los cartoons más tradicionales, llevando al máximo las expresiones faciales para sacarle aún más punta a los momentos de humor. Es una película ideal para los más pequeños, pero que los adultos no deberían perderse.

Zootrópolis (2016)

Mucha gente se sintió decepcionada cuando una “peli de animalitos” le arrebató el Oscar a ‘Vaiana’… pero si aún os resistís a ver ‘Zootrópis’ únicamente porque salen animales que hablan, escuchad un momento. ‘Zootrópolis’ es una buddy movie que no tiene nada que envidiar al resto de películas de su género. Es una historia sobre dos underdogs: Judy, la primera coneja que consigue formar parte del cuerpo de policía de enorme Zootrópolis, y Nick, un zorro timador que espera lo peor de la vida y de todo el mundo. Ambos tendrán que aunar fuerzas (a muy regañadientes al principio) para resolver la misteriosa desaparición de varios animales por toda la ciudad.

‘Zootrópolis’, dirigida por Byron Howard y Rich Moore, es una historia de detectives, politiqueo y comentario social sobre los movimientos racistas que lamentablemente están cada ve más presentes en nuestra sociedad. No es una simple “peli de animaticos”, sabe jugar bien con las expectativas y las primeras impresiones, y agitarlo todo bien para que te des cuenta que nada es lo que te esperabas y que a lo mejor tienes que revisarte algunos conceptos. Visualmente, es un nuevo despliegue de recursos e imaginación por parte de Disney, que consiguen crear un mundo lleno de pequeños detalles el que te quieres meter de lleno.

 

Cómo entrenar a tu dragón (2010)

¿Pensabais que nos habíamos olvidado de DreamWorks en nuestra lista de las 11 mejores películas de animación del siglo XXI? ‘Cómo entrenar a tu dragón’ no podía faltar.  Es una historia de amistades imposibles en la que Hipo, un vikingo se hace amigo inseparable del dragón Desdentao a pesar de que ambas especies son enemigos naturales. No solo trata del tema universal de conocer al otro, también de encontrar nuestra propia identidad más allá de las expectativas de nuestros padres y de encontrar nuestro propio camino, aunque sea diferente al que se nos ha inculcado.

 

‘Cómo entrenar a tu dragón’ destaca entre tantos otros títulos de DreamWorks por lo distinta que es. En lugar de construir su película en gags y referencias a cultura popular y un casting lleno de estrellas, los directores Chris Sanders y Dean DeBlois se centran simplemente enla historia y el impresionante estilo visual, consiguiendo escenas memorables (especialmente las de vuelo, que te dejan con la boca abierta) y momentos muy tiernos en los que encariñarte aún más de los personajes. Después de verla no puedes si no desear un Furia Nocturna para ti.

 

Tokyo Godfathers (2003)

En ‘Tokyo Godfathers’, el trio de sin-techo formado por Gin, un alcólico, Hana, una mujer transexual, y Miyuki, una adolescente que ha huido de casa, encuentran un bebé en la basura y deciden reunirla su familia. Para esto tendrán que averiguar quiénes son sus padres y se ven envueltos en una serie de enredos de todo tipo, incluyendo tiroteos y reencuentros con los pasados de los que trataban de alejarse.

Aunque a veces la trama pueda flojear un poco, el director Satoshi Kon defiende que toda la historia se construye sobre una serie de coincidencias que colocan a los personajes donde deben estar. ‘Tokyo Godfathers’ es en cierta medida un cuento de Navidad, en la que a pesar de la situación en la que viven los protagonistas y la crudeza con la que refleja a veces la realidad, es una película con un tono cálido y compasivo. La animación combina el punto justo de realismo y exageración y la calidad visual convierte a esta cinta en una gozada de ver, con lo que se gana un puesto más que merecido en nuestra lista de las 11 mejores películas de animación del siglo XXI.

 

Coco (2017)

Esta es otra de esas películas que llegaron y arrasaron con todo, y con mucha razón. ‘Coco’ es un canto a México, sus tradiciones y su rica cultura. Nos sitúa en el pequeño pueblo donde vive Miguel, un niño que anhela ser músico a pesar de que familia tiene una regla muy estricta contra cualquier tipo de música. Durante el Día de los Muertos, Miguel termina atrapado en el mundo de los muertos y encontrándose con sus antepasados difuntos.

 

A nivel técnico y artístico, ‘Coco’ es una auténtica pasada. Aunque a veces peca de algunos clichés, Pixar y el directo Lee Unkrich tienen especial cuidado con los detalles al representar la cultura y hacer honor a toda la iconografía y colorido del Día de los Muertos. ‘Coco’ habla de amor, unidad con la familia, y de lo importante que es perseverar para conseguir nuestros sueños, por lo que no es de extrañar que tanta gente se haya enamorado de este nuevo clásico.

 

El viaje de Chihiro (2001)

Tranquilos, que por supuesto que no nos habíamos olvidado del genio de Hayao Miyazaki ni de Ghibli para esta lista de 11 mejores películas de animación de lo que llevamos de siglo. En este viaje, Chihiro se adentra en un mundo mágico lleno de seres fantásticos, en el que sus padres son transformados en cerdos y ella se debe dejar atrás su identidad y convertirse en una criada en la casa de baños hasta que pueda encontrar una forma de salvar a sus padres y volver a casa. No es solo una fábula simple con la moralejina de “cuidado con lo que deseas”, también introduce y juega con elementos de mitología japonesa y da a la historia varios giros que consiguen alejarnos de moralidades absolutamente blancas o negras.

Es uno de los filmes más bellos de Ghibli (y eso que no se puede decir que ni una sola de sus películas sea fea de mirar), en la que el estudio hace perfectamente lo que mejor sabe: animación preciosa, escenarios coloridos e impresionantes, comida a la que te encantaría hincarle el diente ya mismo… Todo con la imaginación y la calidad narrativa que ha encumbrado a Ghibli y a ‘El viaje de Chihiro’ al lugar que merecen en la industria de la animación.

 

…Y podríamos seguir y quedaría un artículo el triple más largo, y aún faltaría espacio. Cómo no se puede tener todo, habrá que conformarse con menciones de honor a varias maravillas animadas que se han quedado fuera de esta lista de las 11 mejores películas de animación del siglo XXI y que tampoco deberíais perderos: Persépolis, Steamboy, Ratatouille, Coraline, El secreto de Kells, Spirit: el corcel indomable, Las aventuras de Tintín, Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts, El libro de la vida, El cuento de la princesa Kaguya, Moana, Toy Story 3, La isla de los perros, Wolf Children, Ernest y Celestine, El viento se levanta, El Principito… ¿Y vosotros? ¿Qué película de animación no podéis dejar de ver?

¡Comparte!

Mariló Delgado

Mariló Delgado

Ilustradora y dibujante de cómics. Entusiasta de los perezosos. Mi mano izquierda puede predecir el tiempo.