Flash: «Trajectory» – Crítica de S2X16

«Trajectory» supone el fin del parón de Pascua de The Flash. Con éste, el episodio 16 de la segunda temporada de la serie de la cadena The CW, entramos en la recta final para la conclusión de la temporada, con el crossover con Supergirl llamando a nuestras puertas la próxima semana. De hecho, ya os adelantamos que en este episodio, las cosas van a ir ganando velocidad, al tiempo que se revelan algunas de las claves de esta temporada.

 

De hecho, «Trajectory» arranca con un nuevo villano para Flash, se trata del Trayectoria (Eliza Harmon) a la cual da vida Allison Paige (Castigo Sangriento). Esta inclusión supone la presentación de un nuevo velocista, cuya implicación en la trama también revelará algún que otro secreto que el gran malo de la temporada, Zoom, se ha estado guardando.

 

¿Preparados, listos? ¡Flash!

Una de las bondades de «Trajectory» es precisamente que estamos ante un capítulo que en lugar de hacernos perder el interés, no solo nos lo aviva, sino que además sienta la base para el inicio de la fase final de la temporada. En este aspecto, el capítulo que nos ocupa resulta un acierto a nivel argumental, ya que supone el inicio del fin para esta temporada 2, augurando no solo cambios, sino también situando a ciertos personajes en el lugar en el que deben estar. Y todo ésto lo hace recurriendo una vez más a una fórmula narrativa totalmente comiquera. De hecho, cada día que pasa, The Flash demuestra que el estilo narrativo de los cómics se puede aplicar a las series de televisión y también a las películas, sin por ello perder cierto grado de fidelidad al material original.

 

 

Desgraciadamente, esto último no siempre es posible. Y así lo evidencia la Trajectory de Allison Paige. En los cómics, Eliza Harmon es una heroína junior cuya carrera se ve truncada cuando es asesinada durante su militancia en los Teen Titans, ejerciendo como una Kid Flash temporal. Aquí, esa breve trayectoria (valga la redundancia) se ha omitido, convirtiendo a la heroína en villana. No sabemos si esto gustará a los fans de grupo duro, pero para el fin que se ha realizado esta adaptación libre del personaje, podemos decir que está plenamente justificada. De hecho, como descubriréis, el trasfondo del personaje y el origen de sus poderes queda bien hilado de cara a la revelación final del capítulo.

 

No obstante, el gran atractivo de esta segunda temporada de The Flash sigue siendo Zoom. Tanto es así que esperamos ver más del villano en breve, siendo su duelo con Barry y la resolución acerca de su identidad real el gran misterio que esperamos que se resuelva. Y es que la resolución que este capítulo nos ofrece, aunque levanta las expectativas, también huele a trampa. Y si no, ya nos diréis vosotros cuando lo veais.

¡Comparte!

Jesús Delgado

Periodista, friki y cinéfilo. Devoro libros, películas, cómics y todo lo que se me pase por delante. Co-fundador de Cinco 79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *