De rave… a lo Blade

Vas de fiesta. Se atenúan las luces… y llueve sangre.

Que no te entre una crisis nerviosa, no te has metido en la película Blade: sólo éstas en la rave de Nueva York más comiquera al otro lado del Atlántico. Los encargados son BBQ Films, expertos en fiestas temáticas como el cumpleaños de Patrick Bateman, el psicópata de American Psycho, o un regreso al Hill Valley de 1955 que los fans de Regreso al futuro reconocerían en un periquete.

¿Qué podemos esperar de esta fiesta? Una rave al estilo de los años 90, lo que demonios signifique eso; la proyección de Blade y la aparición de sus personajes pululando por ahí, representando escenas de la película; clases de lucha con espada; la aparición de estrellas invitadas; por supuesto, la lluvia de litros de sangre sintética. ¡Hay hasta una zona vip de Deacon Frost (Stephen Dorff) con el que contemplar al ganado populacho!

Blade, del defenestrado Stephen Norrington¹, fue la verdadera película que dio el pistoletazo a las adaptaciones rentables de personajes de cómic. Y porque es una buena película de una saga hoy olvidada, aunque Disney todavía se debata si continuarla, y la pasión por los 80 se está diluyendo en la pasión por los 90, sirve de inspiración a esta experiencia que, probablemente, importara poco a los fans de los cómics y cuya temática no importará demasiado a los fans de las raves.

Blade para Cinco79

Pero corren buenos tiempos para los fans de cómics y raves: otra fiesta de estilo Blade se está planeando en Ámsterdam, aunque esta no está confirmada del todo para el día 31 de octubre, Halloween para todo el mundo a estas alturas. Lo más chocante es que esta rave planea usar sangre de verdad y están buscando un buen método para dispersarla e, imaginamos, hacerlo sin que las autoridades sanitarias les metan un paquete. No nos extraña que los organizadores prefieran mantenerse en el anonimato, aunque puedes seguir las novedades en su página de Facebook.

Dentro de veinticinco años, si de verdad hay una cultura de la nostalgia hacia la segunda década del año 2000, es muy posible que hagan una rave a partir de esto:

Casi no podemos esperar.

Fuentes: AV Club y MixMag.

¹: Esto merece un apunte. Stephen Norrington dirigió La liga de los hombres extraordinarios, una pasable película conocida hoy porque fue la que retiró a Sean Connery de la actuación. Connery acabó muy harto del director, con el que se llevó a rabiar, y uno no se mete en peleas con un tipo que, por sus santas narices, consiguió un Oscar por interpretar a un irlandés con acento escocés por Los Intocables de Elliot Ness. Para que os hagáis una idea del valor, o las pocas dotes de Sean Connery para imitar acentos, de lo que supone esto, sería el equivalente a que Sancho Gracia ganara un Goya por interpretar a un gallego con acento andaluz.

¡Comparte!

Adrián Álvarez

Adrián Álvarez empezó a escribir en Internet en 2004 y no ha dejado desde entonces de volcar su sabiduría en distintos medios de comunicación. El último gran guionista audiovisual, compagina su trabajo como redactor en Cinco79, co-fundado por él, con otras doscientas webs y un empleo que le da de comer. También hace la mejor tortilla francesa de España.