Crítica de Velvet Buzzsaw

Crítica de Velvet Buzzsaw – Dirigida y Escrita por Dan Gilroy – Protagonizada por Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Zawe Ashton, Toni Collete, Natalia Dyer y John Malkovich – Producida por Jennifer Fox y Netflix – Distribuida por Netflix. 

El pasado 1 de febrero Netflix nos trajo una nueva producción original: Velvet Buzzsaw, que ya había llamado previamente la atención de los aficionados del terror con un trailer muy dinámico y llamativo. Así, Dan Gilroy nos presentaba una no muy discreta parodia del mundo del arte contemporáneo, con unas cuantas muertes salvajes para darle cierto sabor.

Velvet Buzzsaw cuenta la historia de un grupo de ricachones snobs del área de Miami Beach, donde el interés por el arte contemporáneo es tan vivo y pasional como hipócrita. Todos quieren escalar posiciones, ser más reconocidos y ganar más dinero, aún a costa de traicionar y maltratar a otros por el camino: desde la fría y abrasiva galerista Rhodora Haze (Rene Russo), pasando por el insaciable y cruel crítico de arte Morf Vandewalt (Jake Gyllenhaal) hasta la no tan reconocida pero igualmente ambiciosa e insensible Josephina (Zawe Ashton).

El artista encontrado

Es a este grupo de personajes descarnados y odiosos que Velvet Buzzsaw introduce la nota discordante: tras la muerte de un anciano en el edificio donde vive Josephina, ésta descubre que el hombre, Vetril Dease, era un artista con una producción de pintura enorme, magnética y misteriosa. Calculando el potencial económico, decide aliarse con Morf para sacar partido de la colección de Dease, quien dejó claro en su testamento que quería que se deshicieran de ella.

Tras hacer caso omiso a los deseos del fallecido y empezar a montar un circo mediático alrededor del pintor, empiezan a darse las muertes, una tras otra: para cuando llegan los créditos, ninguno de los personajes que cayeron en la avaricia y ambición sin freno ha sobrevivido a la ira sobrenatural de Vetril Dease.

Un poco ‘dadá’

Velvet Buzzsaw mezcla de forma despreocupada elementos de horror de serie B con drama ligero, humor y crítica social: mientras las obras de arte de la galería cobran vida para aterrorizar a los habitantes más snobs del mundo del arte, los personajes mismos no dejan de ser un conjunto esperpéntico de tópicos, creados con el objetivo de disgustar al espectador para luego recompensarlo con una muerte cruenta, original y merecida.

Sin embargo, aunque ritmo y narrativa no piden demasiado al espectador, casi dos horas de duración quizás no sean lo más apropiado para una película con una premisa tan simple. De forma similar, y al ser una obra que reparte el foco entre multitud de personajes, ésta queda algo coja cuando la construcción de sus historias se ve desbaratada por la súbita muerte del personaje en cuestión, que a ratos parecía estar siendo dirigido a un desenlace mucho más dramático e interesante sólo para ser desechado en unos segundos.

Conclusión

A pesar de todo ello, Velvet Buzzsaw no deja de ser una película curiosa, ligera y sin demasiadas pretensiones, que entretendrá tanto a espectadores más casuales del género de terror como a aficionados que quieran ver algo distinto y potable.

¡Comparte!
Carlos Sánchez

Carlos Sánchez

Ilustrador, dibujante de cómics y escritor. Obsesionado con la narrativa y el género de terror, aunque tampoco le hago ascos a la fantasía o la ciencia ficción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *