Crítica de Spider-man: Homecoming, el Spidey del UCM

Spider-man: Homecoming finalmente aterriza en los cines españoles. Con una diferencia de varias semanas respecto a su estreno internacional, el Spidey del UCM, encarnado por Tom Holland y que debutó en Capitán América: Civil War, se estrena en solitario para “graduarse” en el Universo Cinematográfico de Marvel. Y lo hace enfrentándose a un villano clásico de su galería de antagonistas, El Buitre / Adrian Toomes, encarnado por el siempre polifacético Michael Keaton.

Spider-man: Homecoming

La cinta de Spider-man: Homecoming comienza prácticamente in media res con los hechos de la citada Civil War. Vemos como Spidey es reclutado por Tony Stark para su lucha contra el Capitán América, para posteriormente ver al joven héroe desenvolviéndose solo por las calles de su Queens natal.

En este contexto, Peter Parker, el álter ego del Spider-mandel Universo Cinematográfico de Marvel, pronto siente la llamada de la aventura y ambiciona unirse a los Vengadores, tras haberse medido en el campo de batalla con algunos de sus más poderosos miembros. Sin embargo, cuando Stark comienza a ignorarle, surge la oportunidad de probarse en forma de un grupo de maleantes, que están traficando con armas construídas con tecnología avanzadísima. Su líder, el ladrón conocido como El Buitre, no parará hasta lograr sus objetivos.

Y así comienza Spider-man: Homecoming. Dicho esto, ya podemos entrar en faena con la crítica.

¿Un Spider-man fiel a los cómics?

En honor a la verdad este Spider-man poco tiene que ver con el de cómics modernos como el Spider-man de Mark Millar en Marvel Knight. ¡Y ya no hablemos del Spidey de Stern y Romita Jr. o el Spider-man de la serie Renueva tus votos! Pero eso no significa que el Spidey de Spider-man: Homecoming no sea fiel al cómic. De hecho, en muchos aspectos, es de lo más fiel que hemos visto en pantalla en mucho tiempo, alejándose bastante de la catastrófica y pseudo-nolania serie de Amazing Spider-man.

Spider-man: Homecoming bebe de varias fuentes para hacer el retrato de un Spider-man adolescente. La más clara es la etapa inicial del héroe entre los años 1963 y 68, con una influencia del tono peripatético de la vida de Peter Parker según Stan Lee y Steve Ditko, quienes retrataron la identidad civil del héroe como un perdedor social de poca monta.

Spider-man: Homecoming

Además, la serie también bebe de otras ideas como las vistas en serie animadas o, incluso en cómics amerimanga como Leyendas del Clan Araña, en donde Peter no es un adulto, sino un chaval de apenas quince años. No obstante, la referencia más clara es la del Spider-man de Brian Michael Bendis de los cómics Ultimate Spider-man, en donde se propuso un origen del héroe a principios del Siglo XXI.

En este sentido, Spider-man: Homecoming muy fiel al espíritu de Bendis, adaptando ideas y conceptos al contexto a actual. Esto implica que ni tía May ya es una anciana desvalida, ni los amigos y compañeros de Peter son eminentemente blancos, anglosajones y protestantes. Sino que, debido a la multiculturalidad de Queens, existe un componente étnico muy hetereogeneo.

 Spider-man: Homecoming. El Spidey digno del UCM

Si algo se merece de reconocimiento  Spider-man: Homecoming es el hecho de ser una película cuyo tono y ambientación encaje con el Universo Cinematográfico de Marvel. El director de la cinta, Jon Watts ha sabido conjugar un tipo de película de género, comedia adolescente de aventuras, con el toque de las producciones de Kevin Feige para Marvel y Disney (recordemos que esta película es una producción de Columbia Pictures, ergo Sony).

En este sentido, la película sigue un patrón muy similar al de las películas del UCM, con un humor de carácter popular y radicado en chistes no demasiado enrevesados ni sutiles, pero sí muy efectivos. Y aún así, no estamos ante una comedia fácil, sino ante una cinta que se construye a golpe de referencias y easter eggs de películas, series y tebeos, creando un relato muy entretenido y accesible. Tanto para el público generalista como para el aficionado especializado en cómic.

Spider-man: Homecoming

Además, henos de señalar que el reparto de Spider-man: Homecoming es muy grato,  y nos regala un trabajo actoral de primer nivel. Y, aún así, es precisamente Michael Keaton quien roba la mayor parte de escenas. Ya sea con traje de supervillano o sin él.

Ojo, que eso no quita que los cameos de Robert Downey Jr., Jon Favreau y otros actores de películas del resto del Universo Cinematográfico de Marvel no sean una perlita y un dulce para el fan. ¡Todo lo contrario! Su aparición en Spider-man: Homecoming no es gratuita, sino que es un homenaje a los seguidores de las películas de Marvel.

En conclusión, Spider-man: Homecoming es una película que recomendamos a los fans de Spider-man, del cine de superhéroes o, sencillamente, de los taquillazos de verano. Id a verla, no os defraudará. Su estreno se espera para el viernes 28 de julio de 2017 en España.

¡Comparte!

Jesús Delgado

Periodista, friki y cinéfilo. Devoro libros, películas, cómics y todo lo que se me pase por delante. Co-fundador de Cinco 79