Crítica de La Cumbre Escarlata (2015)

Crítica de La Cumbre Escarlata (Crimson Peak) – 2015 – Dirigida por: Guillermo del Toro – Protagonizada por: Mia Wasikowska, Jessica Chastain, Tom Hiddleston y Charlie Hunnam – Producida por: Legendary Pictures

 

Argumento: Edith Cushing, una joven escritora estadounidense, que inspira sus novelas en el fantasma de su madre que la visitó de pequeña y le advertía sobre la Cumbre Escarlata. Tras varios intentos fallidos por publicar su libro, Edith se topa con un nuevo admirador, el señor Thomas Sharpe, que viene en busca de financiación de la empresa minera de su padre. Tras un cruento asesinato que acaba con la vida del señor Cushing, a Edith no le queda nada más en su hogar, por lo que decide marcharse con su nuevo amor y marido, el señor Sharpe, a Inglaterra. Allí se instalará en una casa sobre una cumbre bajo la que hay montones de arcilla roja que su marido se empeña en extraer con una máquina de su invención. Lo que Edith no sabe es que ni su marido ni la hermana de este, la señorita Lucille Sharpe, esconde un secreto más sangriento que los fantasmas que habitan esa mansión.

 

lacumbreescarlata3

 

La Cumbre Escarlata ha sido una película esperada por muchos por diversos motivos; unos por ser una novedosa “película de terror” con pintas victorianas, otros por ser la nueva película de Guillermo del Toro (Hellboy, Pacific Rim), y otros simplemente por ver una vez más en acción al actor Tom Hiddleston (Los Vengadores, Caballo de batalla). Sin embargo, ante la idea equivocada que nos daba el tráiler, no muchos saben que no se trata de una película de terror propiamente dicha, sino más bien de suspense. Esto ha llevado a la decepción a muchos espectadores, pero cabe señalar que ni aun sin esperar un poco de miedo en el film, este deja algo que desear.

 

Al inicio de la película, el señor Cushing, padre de la protagonista Edith (Mia Wasikowska), chantajea el señor Thomas Sharpe (Tom Hiddleston) para que deje de ver a su hija ya que, gracias a un detective, encuentra información que no le acaba de agradar. Este será uno de los primeros misterios que presenta el largometraje, pero no será el único. A lo largo de este se irán multiplicando: ¿por qué parece estar tan perturbada su hermana, la señorita Lucille (Jessica Chastain)? ¿Por qué tanto interés en hacer funcionar la máquina que cava arcilla? ¿Por qué ese empeño en vivir en una mansión que se cae a trozos y no son pocos los ruidos tenebrosos que se escuchan en ella?

 

La Cumbre Escarlata- Tom Hiddleston, Jessica Chastain

 

Desde el primer momento sabemos que algo pasa con esos hermanos, que algo le pasa también a esa arcilla roja, y que, desde luego, nadie querría vivir en una mansión como esa ni aun recién reformada. Pronto os daréis cuenta, una vez Edith se instala en la nueva casa, que los fantasmas van a ser el menor de sus problemas. Las incógnitas y el suspense van aumentando a lo largo de la película, pero por desgracia, no todas se resuelven. Ese es uno de los puntos que falla en la película, pero no el único.

 

Aunque Hiddleston sea un gran actor y ya lo vimos en su papel de villano interpretando a Loki (Thor), este otro papel de moralidad confusa que realiza en La Cumbre Escarlata no le sienta del todo bien. Digamos que tiene una cara de demasiado bueno como para interpretar un papel como este, pero aun así, como buen actor británico, hace lo posible para desenvolverse. Por otro lado, Chastain hace un gran papel con sus miradas demenciales y su interpretación que en algunas escenas roza la sobreactuación, pero que aquí estaría más que justificada. En cuanto a Wasikowska, sabe hacer muy bien de mujer media del siglo XIX, cándida, dulce y recatada, pero que no tiene problema en mostrar su valentía y su fuerza cuando la ocasión lo requiere.

 

La Cumbre Escarlata- Mia Wasikowska

 

La Cumbre Escarlata tiene otros muchos puntos a su favor. Aunque la trama sea demasiado simple, para ser una película de suspense, y deja demasiada información para ser revelada justo antes del clímax de la película, nos hace creer hasta ese momento que esas revelaciones valdrán la pena y nos mantienen atentos a la pantalla. Los vestuarios, los decorados y los efectos especiales que conciernen a los fantasmas son puntos a favor, bien cuidados con un esmero propio de Guillermo del Toro, aunque para sus fans seguramente sean insuficientes.

 

En resumen, La Cumbre Escarlata es una película entretenida, con unos personajes bien definidos y con carácter. La ambientación es excelente y la trama mantiene un suspense durante la mayor parte de la película. Los contras: es probable que el final decepcione o el resto del largometraje haga esperar más para lo que nos dan en su desenlace. Se podría haber sacado algo más de esta película, pero se ha desenvuelto bien para pasar por una película decente y nada aburrida. Si vais al cine a verla pensad que echaréis un buen rato, pero no será una película que quede en vuestra memoria por sobresalir en nada en concreto.

 

¡Comparte!
Nerea MS

Nerea MS "Luray"

Habitante perpetua de la Wikipedia. Sus conversaciones suelen empezar con "¿sabías que...?" seguido de cualquier dato inútil sacado de ahí. Le gusta el té con la leche aparte. Le encanta escribir, rolear, los juegos de mesa y pagar para que le dibujen a sus personajes. Y las putas. Le encantan las historias de putas. No se calla ni bajo el agua, así que huye mientras estés a tiempo.