Crítica de El Grinch, nueva película de animación de Illumination Entertainment

CRÍTICA DE El Grinch – 2018 – DIRIGIDA POR Yarrow Cheney y Scott Mosier – GUIÓN DE: Michael LeSieur basado en ¡Cómo el Grinch robó la Navidad!, de Dr. Seuss – PROTAGONIZADA POR: Benedict Cumberbatch, Angela Lansbury y Pharrell Williams en su versión original. Ernesto Alterio es la voz de el Grinch en el doblaje en España.

Si odias la Navidad y eres una persona solitaria, no vayas a ver El Grinch porque acabarás adorando los villancicos. La película de dibujos animados de Illumination Entertainment, compañía creadora de Los Minions, es una nueva adaptación de ¡Cómo el Grinch robó la Navidad!, de Dr. Seuss y, aunque no aporta nada nuevo al personaje que popularizó Jim Carrey a principios de los 2000, es una bonita película de animación con un mensaje limpio y lleno de bondad. De hecho, este Grinch, que en su versión original tiene la voz de Benedict Cumberbatch, es bastante más bonachón que el anteriormente citado de la película de Ron Howard.

Yellow is the New Black, un aperitivo Minion

Antes de hablar más en profundidad de El Grinch, no queremos olvidarnos de Yellow is the New Black, un cortometraje que está protagonizado por los famosos Minion y sus bananas. Haciendo una clara parodia en su título de Orange is the New Black, el corto de Illumination Entertainment nos lleva hasta una prisión de Estados Unidos en la que dos Minions están encerrados por haber cometido un crimen. Sin quererlo, acaban involucrados en una evasión de prisión de lo más divertida y alocada en compañía de un preso peligroso.

Si vais a acudir al cine con vuestros hijos o sobrinos pequeños, no os preocupéis por el corto, está completamente pensado para ser visto por los infantes de la casa y lo disfrutarán igual que los más mayores porque, aunque su título sea una parodia de la serie de Netflix, es un cortometraje de lo más neutro.

El Grinch que odiaba la Navidad

Y ahora, entramos en materia con la crítica de El Grinch, la película perfecta para las fiestas navideñas. La cinta nos invita a Villa Quién, un pueblecito en las montañas que vive con emoción y algarabía las fiestas de Navidad. Hay villancicos en las calles, iluminación por todas partes y alegría. En los días previos a la inauguración de las luces de Navidad, la Alcaldesa anuncia que quiere que la Navidad de ese año sea el triple de grande y que se coronará con un enorme árbol en la plaza de Villa Quién. Todos están muy contentos, menos el Grinch, un personaje solitario, que vive acompañado del adorable perro Max, y que se propone robar la Navidad. Al mismo tiempo, Cindy-Lou, una niña de Villa Quién, se ha propuesto hablar en persona con Papa Noel para que le ayude con un problema familiar. Para ello, organizará un interesante plan.

Con estas pinceladas de guión que se desarrollan entre el humor y la ternura, Illumination Entertainment nos propone un auténtico Cuento de Navidad a lo Charles Dickens con casas de jengibre, aventura, extraños cachivaches y buenas intenciones. Sin embargo, resulta demasiado predecible y eso puede hacer que en algunos momentos le falte algo de emoción a la trama.

Gadget Grinch

Si comparamos El Grinch de 2018 con El Grinch de 2000, la película animada de Illumination Entertainment es una adaptación muy cercana al libro infantil de Dr. Seuss, aunque con pequeñas variaciones. Para empezar, el Grinch utiliza unas herramientas a lo Inspector Gadget de lo más interesantes y Max, el perro de nuestro huraño personaje, resulta de lo más simpático. Además, se ofrece un pasado al personaje del Grinch, ahora entendemos algunas de las motivaciones por las que quiere robar la Navidad, aunque no profundiza demasiado. Por último, Villa Quién ha dejado de ser un pequeño pueblo para convertirse en una ciudad con supermercados, tiendas variadas y muchos más vecinos.

En cuanto a la animación y el sonido, la película cumple con su bonito estilo visual, aunque el diseño de los habitantes de Villa Quién puede resultar un poco confuso con sus formas redondeadas, semejante a los personajes de Canta con pequeñas narices y orejas que no se dejan ver.

A nivel de audio, la banda sonora de Danny Elfman, compositor habitual de Tim Burton, es uno de los puntos fuertes de la película. Y, en cuanto el doblaje, es mejor disfrutarla en su versión original porque cuenta con actores de la talla de Benedict Cumberbatch, Angela Lansbury y Pharrell Williams que ofrecen carácter a sus personajes. El doblaje en español está muy bien, pero Ernesto Alterio desentona un poco, aunque pone mucha voluntad para hacerlo bien, pero se nota que no es un profesional. La voz de Iván Muelas, actor de doblaje de Benedict Cumberbatch, habría encajado mucho mejor con el personaje.

Conclusión

El Grinch es una película navideña a más no poder, un título de guante blanco que está dirigido a las familias con niños y que se aleja de la mala leche de su predecesora para aportar algo de bondad al mundo. Un título entrañable para las fechas que se aproximan con un personaje carismático al que dan ganas de llevarse a casa, aunque es importante que esté acompañado de su perro Max. Te hará salir del cine con una gran paz al darte cuenta que no todo está perdido y que se puede volver a empezar.

  • Lo mejor: Su mensaje de perdón, redención y bondad.
  • Lo peor: No profundizar en el pasado del Grinch y cierta falta de ritmo.

¡Comparte!