Crítica de Cuerpo de Élite – El Escuadrón Suicida Español

Crítica de Cuerpo de Élite – 2016 – Dirigida por Joaquín Mazón – Guión de Cristóbal Garrido y Adolfo Valor – Protagonizada por María León, Miki Esparbé, Jordi Sánchez, Andoni Agirregomezkorta, Silvia Abril, Carlos Areces y Joaquín Reyes – Banda Sonora de Vicente Ortiz Gimeno – Distribuidora Twentieth Century Fox España.

 

Argumento: España sufre una amenaza de bomba nuclear y solo el ministro del Interior es consciente de ello. Para no aterrorizar al país, deberá reunir un equipo con los mejores hombres que tenga a su disposición para evitar la catástrofe y salvar a los ciudadanos. 

 

Cuerpo de Élite

 

Un buen argumento con indirecta

Si hace poco os traíamos la crítica de Escuadrón Suicida de DC Entertainment y Warner Bros. Pictures, hoy os traemos al pequeño escuadrón suicida de nuestro país, el llamado Cuerpo de Élite. De buenas a primeras, la idea y el concepto de esta cinta me llamó mucho la atención porque, aunque siga siendo una película de comedia más en el repertorio, podía sacarse mucho jugo de juntar a un grupo de agentes de la ley de cada zona de España. Ahora bien, tened presente que los tópicos están por toda la cinta a más no poder, sobre todo con los catalanes seguidos de los vascos. Pero claro, este no es un filme que pretenda ofender claro está, solo pretende crear humor de lo que todos conocemos. Es más, diría que es de las cintas españolas que más se meten con temas políticos, en especial del ministro del Interior, e intenta romper todo aquello que pretendemos que nos separe los unos de los otros. Unifica a las comunidades de España en un grupo cuya existencia es completamente desconocida para el resto de personas.

 

La verdad es que la idea funciona perfectamente, acabando, o intentando acabar, con el sentimiento de desunión y haciendo ver al espectador que por muchas diferencias que cada uno tenga, estamos en el mismo barco. Cuerpo de Élite cuenta con un reparto experimentado en el género de la comedia: María León (una andaluza), Jordi Sánchez (un catalán) , Miki Esparbé (un madrileño), Andoni Agirregomezkorta (un vasco) y Juan Carlos Aduviri (uno que dice ser de Cuenca) serán los componentes del Cuerpo de Élite. Todos ellos muestran una buena química en pantalla, compenetrándose y pareciendo amigos de verdad a ojos del espectador. En esta ocasión, sí que veremos a todos los componentes constantemente y cada cual tendrá una función determinada, es decir, dentro de la comedia se pretende dar un poco de seriedad en el sentido de que cada uno tiene una especialidad que puede ayudar a sacar al grupo de un problema.

 

Además, hay que remarcar que, para ser el tipo de película que es, luce unos efectos especiales que superan las expectativas con las que se entra en la sala. Tiroteos, explosiones, incluso aviones que parece que se estrellen es parte de todo el repertorio que Cuerpo de Élite tiene escondido bajo la manga. Todo ello complementado por una banda sonora a lo James Bond para que el equipo parezca lo más profesional posible. Aunque a medida que vamos conociéndolos – con una presentación de personajes a lo Escuadrón Suicida, sí –  ya nos damos cuenta de que poca profesionalidad hay pero sobra el cachondeo.

 

Cuerpo de Élite

 

No todo el Cuerpo de Élite es perfecto

A partir de este punto el texto puede contener algún que otro spoiler, avisados quedáis. Cuerpo de Élite es la típica historia de toda la vida; hay un villano del que desconocemos la identidad por el momento y un equipo debe salvar al mundo de ese villano. Lo consiguen, hay final feliz, y el chico guapo se queda con la chica guapa y santas pascuas. Una historia cerrada a la vieja escuela, de toda la vida. Sin complicaciones en el argumento ni nada parecido, Cuerpo de Élite es una cinta para sentarse en el cine y disfrutarla sin más. No hay que buscarle vuelta de hoja con el argumento porque no busca una historia compleja. Ahora bien, no todo son cosas positivas, si en el argumento os acabo de comentar que no hay mucho más que decir, en los personajes sí que podemos meter mano.

 

Cuerpo de Élite, como os he comentado, cuenta con un villano interpretado por Carlos Areces: el ministro del Interior. Ya le hemos visto haciendo de villano en otras cintas bastante recientes, como por ejemplo en Anacleto: Agente Secreto, y el resultado vuelve a ser el mismo, esto es, un villano que no pega ni con cola en la trama. No nos transmite ninguna sensación de peligro o de amenaza, simplemente parece que haga la función de hombre malo de tebeo y poco más, que al fin y al cabo puede destruir parte de España por algo que ni él mismo ha conseguido, más bien se lo encontró o se lo regalaron. Lo único que lo salva es cuando sabemos que el ministro fue quien llevo el primer Cuerpo de Élite prácticamente al suicidio.

 

En corto, y para ir resumiendo, Cuerpo de Élite puede ser la cinta perfecta para el verano si lo que buscas es humor por un tubo y acción para complementar.

 

 

 

 

 

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *