Colossal – Crítica de la película de Nacho Vigalondo con Anne Hathaway

CRÍTICA DE Colossal – 2017 – DIRIGIDA POR: Nacho Vigalondo – GUIÓN DE: Nacho Vigalondo  – PROTAGONIZADA POR: Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Dan Stevens, Austin Stowell, Tim Blake Nelson, Agam Darshi, Hannah Cheramy y Christine Lee.

Tras labrarse un nombre con Los Cronocrímenes, Extraterrestres y Open Windows, Nacho Vigalondo salta a Estados Unidos con Colossal, su cuarto largometraje en el que cuenta con la oscarizada Anne Hathaway para el papel protagonista en el que nos vuelve a demostrar que es una magnífica actriz.

La trama de Colossal gira alrededor de Gloria, una joven con problemas con el alcohol, que decide dejar Nueva York y regresar a su ciudad natal tras haber perdido su trabajo y romper con su novio. Allí, se reencuentra con Oscar, un amigo de la infancia que es propietario de un bar y que tratará de ayudarla. Cuando en las noticias informan de que un monstruo gigantesco está destruyendo la ciudad de Seúl, Gloria empieza a sospechar que tiene relación con esos sucesos.

El sueño de la razón produce monstruos

Al leer la trama de Colossal es posible que hayas pensado que es una comedia romántica con toques de ciencia ficción, eso es lo sorprendente de la película de Vigalondo. La historia de Gloria quiere aparentar una cosa en su sinopsis y tráilers, pero luego te ofrece algo completamente distinto que es capaz de mantenerte pegado a la butaca del cine hasta el final. A lo largo de las próximas líneas voy a tratar de hablar de la película sin desvelar elementos claves, igual que han hecho en la buena promoción de Colossal, ya que parte de la gracia está en descubrir por nosotros mismos qué locura nos está planteando Nacho Vigalondo.

El sueño de la razón produce monstruos es uno de los grabados más famosos de Francisco de Goya. Una imagen con la que el pintor del XVIII quería mostrar cómo a través del subconsciente se liberan nuestros fantasmas y, también, cómo la sociedad está llena de ellos. Algo parecido ocurre en Colossal en donde Nacho Vigalondo nos narra una historia que está llena de personas comunes con los que es fácil identificarse, pero que esconden monstruos en su interior.

Lo que en un principio parece un homenaje a las películas kaiju, cine japonés que está protagonizado por grandes bestias, se convierte en algo serio, aterrador y muy actual. Una película con muchas capas, pero en la que no faltan buenas dosis de humor. En definitiva, Colossal es una historia de ciencia ficción que se transforma en algo íntimo para que acompañemos a Gloria en su proceso de superación, rendición y de búsqueda.

Anne Hathaway en su salsa

Digna de destacar es la actuación de nuestra Princesa por sorpresa. Anne Hathaway ofrece una de sus mejores actuaciones en años. Como si de un cubo de Rubik se tratara, va destapando todas las capas de Gloria y ofrece una interpretación emocionante, pero a la vez contenida para no exagerarla. Toca todos los palos y siempre se siente humana y auténtica. En algunos momentos recuerda ligeramente a su papel en la lejana El amor y otras drogas.

La Hathaway no está sola, le acompaña un solvente Jason Sudeikis del que queda poco de su etapa en Saturday Night Live y que se ha destapado como un más que correcto actor de cine. Oscar es un personaje muy agradable en la primera parte pero que, al igual que ocurre con Gloria, va sufriendo diversos cambios. El actor, a pesar de no llegar a la interpretación de Anne Hathaway, logra dotar a su personaje de muchos matices diferentes.

A pesar de que existen más personajes secundarios, son Anne Hathaway y Jason Sudeikis los que llevan todo el peso de la película. Dan Strevens, al que hemos visto recientemente como Bestia en La Bella y la Bestia de acción real, no logra destacar en este duelo interpretativo. Tampoco es que Vigalondo lo quiera, su intención es que estos secundarios actúen un poco de narradores y desencadenantes de ciertas escenas que ocurren en la película, pero sin quitar importancia a la relación que mantienen Gloria y Oscar.

Una película de nicho

Colossal es una película de bajo presupuesto que, casi sin buscarlo, se ha convertido en una de las sensaciones de este año, y eso que no es perfecta. La cinta de Nacho Vigalondo arranca muy bien, pero no termina de aprovechar algunas de sus ideas originales por lo que al final se diluye un poco y, hasta cierto punto, se hace previsible en los últimos minutos. Aún con sus pequeños errores, es una película divertida y original, algo fresco entre tanto cine de superhéroes.

Crítica de Wonder Woman

Puede que Colossal no llegue hasta el gran público, pero aquellos que decidan darle una oportunidad, se encontrarán con una película monstruosa e íntima al mismo tiempo. Un largometraje con el que Vigilando nos habla de algunos de los problemas actuales de la sociedad: egoísmo, falta de madurez, perdida y aceptación.

  • Lo mejor: La actuación de Anne Hathaway al saber llevar todo el peso de la película y mostrar todos los matices de un personaje complicado. Los giros de guión que sorprenden al espectador y algunos buenos toques de humor.
  • Lo peor: Las escenas monstruosas saben a poco ya que quieres que esos bichos estén más tiempo en pantalla. Al final, puede hacerse un poco previsible. La voz de doblaje al castellano de Jason Sudeikis.

¡Comparte!