Crítica de Asesinato en el Orient Express, de Kenneth Branagh

Crítica de Asesinato en el Orient Express (Murder on the Orient Express, 2017)- Director: Kenneth Branagh – Protagonizada por: Kenneth Branagh, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Daisy Ridley, Judi Dench, Leslie Odom Jr., Tom Bateman, Johnny Depp y  Derek Jacobi. – BSO de: Patrick Doyle – Distribuida por Hispano Fox Film – Fecha de estreno en España: 24/11/2017

Asesinato en el Orient Express de Kenneth Branagh es uno de los más potentes estrenos de cine de noviembre. La adaptación de la novela homónima de Agatha Christie llega pegando con fuerza. A sus espaldas trae  una larga cola de críticas favorables.

Y es que Asesinato en el Orient Express, el regreso de Branagh a las labor de director, es una delicia. Después de dejarse ver como actor de reparto por Dunkerke, el cineasta calienta motores de cara a la producción de la película de las novelas de Artemis Fowl.

La premisa de la obra cinematográfica es la adaptación  relato literario original, escrito en 1934.  Y aunque este ya contaba con una versión de 1977, así como varias adaptaciones televisivas, nos resulta muy grato de ver.

La película cuenta el viaje accidentado del detective Hercule Poirot de regreso a Londres desde Estambul. Su intento de descansar y tomarse unos días libres se ve truncado por un hecho inesperado. Un misterioso y cruento asesinato le obligará a ponerse manos a la obra para descubrir a un elusivo e imposible asesino. ¿Pero cuál de todos los pasajeros que le acompaña estará detrás del crimen?

Hipnótica, artera y deliciosa…

… como el propio Hercule Poirot. Kenneth Branagh  nos propone una de esas películas que no vemos habitualmente en el cine. Estamos ante una de esas historias complacientes, cuya fotografía y sonido nos envuelve, elucubrando la magnificencia del Paraíso Perdido de la Belle Epoque. Este exquisito escenario nos acabará por atrapar.

Asesinato en el Orient Express es, de principio a fin, un pastelito cinéfilo que sienta bien. Apenas flaquea en las dos horas que dura de metraje, postulándose como uno de los títulos más gratos del año. Branagh nos vuelve a contar una historia bien ya conocida por  cinéfilos y los aficionados a las novelas de misterios. Para hacerla atractiva, altera alguna que otra coma y punto. Esto dota de mayor alma, personalidad y sensibilidad al clásico adaptado.

Estas libertades se permiten el alterar la nacionalidad y etnia de algunos pasajeros, al tiempo que expone algún que otro suceso que no se desarrolla de la misma manera que recordábamos. Aún así, el fin último de la cinta y la dificultad moral que plantean, siguen estando patentes.

La eficiencia de la cinta se sostiene de la decisión de humanizar Poirot. El director y actor lo hace mucho más simpático que repelente. Presenta a un tipo con gran alma, comparable a su genialidad, alimentada por sus manías. De la misma manera, existe cierta predisposición a definir más aún a los personajes secundarios, dotándolos de más defectos y fortalezas de carácter.

Una obra de arte, muy personal

La película que nos ocupa cuenta con una escenografía simplemente seductora y un ritmo sosegado, que favorece su digestión. No obstante, el director a veces se permite ser un tanto travieso y gasta alguna jugarreta al espectador. Abusa planos y escenas propias del teatro, llamadas a ser grandilocuentes y exageradas, más adecuadas para un escenario (en donde la simbología y la metáfora están a la orden del día) que en una sala de cine. Todo ello muy típico de Branagh.

Hemos de ser justos con la genialidad de Branagh, no solo como director, sino como actor y compañero de intérpretes. Bajo su dirección, el elenco de Asesinato en el Orient Express brilla y deslumbra. Desde actores como Penélope Cruz o Johnny Depp (con su nutrida base de detractores) hasta leyendas vivas como Willem Dafoe o Judith Dench… todos están espléndidos. Esto también se aplica a jóvenes promesas, como es Daisy Ridley de Star Wars: Episodio VII.

En conjunto, podemos decir que sí, que Asesinato en el Orient Express es un tipo de película que se echaban en falta en taquilla. Es una gran producción,  magistral y que no desaprovecha ni un solo momento de su metraje ni tampoco ninguno de sus recursos. Recomendación asegurada para aquellos que necesiten con urgencia ver un peliculón en el cine.

¡Comparte!

Jesús Delgado

Periodista, friki y cinéfilo. Devoro libros, películas, cómics y todo lo que se me pase por delante. Co-fundador de Cinco 79