Arrow: «Taken» – Crítica de S4X15

Arrow llega a su parón de pascua con «Taken» (Secuestrado), el episodio 15 de la temporada 4 de esta serie de la cadena The CW, inspirada en la aventuras del superhéroe arquero Green Arrow, de DC Comics.  Con él se nos revela el destino de William, el hijo de Oliver, a manos del villano Damian Darhk (Neal McDonough), lo cual supuso el gran cliffhanger del anterior episodio.

 

En «Taken», el team Arrow deberá enfrentarse directamente a Darhk. Sin embargo, para equilibrar las cosas, habrán de recurrir a una aliada sobrenatural. Y no nos referimos a Constantine, quien parece que tardará en volver un tiempo. Se trata de Vixen, Mari McCabe (Megalyn Echikunwoke), quien puede comulgar con los espíritus de los animales, adquiriendo sus poderes de manera temporal. ¿Será este nuevo aliado lo suficientemente poderoso como para derrotar al líder HIVE y salvar al hijo de Oliver?

 

Crónica de una ruptura anunciada

«Taken» es, siendo justos, un episodio bastante plano. De nuevo trata de hacer retroceder a Arrow a sus orígenes dramáticos y tremebundos, planteando una situación de imposible resolución que, una vez más, no resulta ser tan grave como parecía. Sin embargo, este recurso (de nuevo) también sirve para dar su droga a los amantes de los culebrones, que parecen más interesados en las «relaciones» de los personajes que en la trama en conjunto.

 

Arrow_taken_2

 

El episodio de «Taken» de Arrow sirve de fanservice sadomasoquista para fans deseosos de pasarlo mal y de poder gritar «Noooo, ¿Por qué?» justo antes de la resolución del capítulo. No, no es que nadie se muera amigos. (OJO AL SPOILER). Sencillamente, con «Taken» se finiquita de manera aparentemente definitiva la relación de cuento de hadas de Felicity y Oliver, recuperando la misma resolución de ésta y los motivos de la ruptura que vimos en el capítulo crossover de Arrow y Flash. Esto es, el secreto de la existencia de William, algo que la Smoak no encaja del todo bien. Este recurso, cogido por lo pelos, satisfará a aquellos que busquen un poco de drama y de telenovela en esta serie de superhéroes. (FIN DEL SPOILER)

 

Por otro lado, Taken ofrece un atractivo que es el del debut de Megalyn Echikunwoke en una serie de acción real. Si bien la actriz ya debutó en la web-serie animada de The CW con la llegada de Vixen, ahora finalmente aterriza en el Arrowverso como personaje de carne y hueso. Esto, claro, es un añadido de agradecer, ya que expande aún más el universo televisivo de DC Comics, mostrándonos que hay más DC más allá de Superman y, sobre todo, de Batman.

 

Arrow_taken_1

 

Por último, cabe señalar que este capítulo supone un cambio trascendental para Darhk. No os contamos qué pasa, solo os diremos que el villano acaba de perder los dientes, siendo menos peligroso a corto plazo… ¿Pero y a largo? La respuesta la tendremos el 23 de marzo, con el regreso de Arrow a antena.

¡Comparte!

Jesús Delgado

Periodista, friki y cinéfilo. Devoro libros, películas, cómics y todo lo que se me pase por delante. Co-fundador de Cinco 79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *