Arrow: Brotherhood – Crítica de S04X07

Ya se ha emitido en Estados Unidos Brotherhood, el episodio 7 de la temporada 4 de Arrow, la serie de la cadena The CW inspirada en el superhéroe Green Arrow, . En la siguiente crítica os hablamos del nuevo episodio que va a suponer un parón antes del regreso de la serie a antena en diciembre, sirviendo de antesala para el nuevo crossover entre el arquero y el velocista Flash.

 

Brotherhood pone al nuevo Team Arrow al completo, con la adición de Ray Palmer/Atom (Brandon Routh), de nuevo en marcha en su lucha contra HIVE y Damian Darhk (Neal McDonough). Paralelamente, asienta un nuevo capítulo entre la lucha de Oliver Queen (Stephen Amell) por alcanzar la alcaldía, abriendo un nuevo frente contra Darhk y su ejército de fantasmas.

 

El estilo del cómic, cada vez más cerca de la realidad

Lo que ocurre tras ver Brotherhood y los anteriores capítulos de esta temporada 4 de Arrow es la percepción que genera de que los productores de la serie están cada vez más adaptar el tono amable de Flash a ésta. La fórmula de tenebrismo postindustrial mezclado con drama innecesario e intensidad superflua que caracterizó el origen de las anteriores etapas se está diluyendo con una serie que actualmente cuenta con sus propias reglas y construcción argumental, así como con unos personajes que se han desarrollado lo suficiente como para seguir funcionando en una historia que se adentra en tramas cada vez más cercanas al cómic en que se inspira.

 

El punto culmen de Brotherhood así lo demuestra, mostrando una secuencia en la que todo el grupo aparece luchando a varias bandas, desarrollando una secuencia propia de los tebeos, en los que distintas acciones elaboran una misma escena. Estas secuencias ya no son duelos en callejones, sino cuidadas coreografías en las que se cuelan distintos estilos de pelea y trajes de distintos colores y estéticas diversas. De hecho, el cómo se intercalan entre ellas recuerda bastante a la fórmula utilizada por Marvel Studios en sus películas de Vengadores. ¿Acaso The CW está tratando de seguir el ejemplo de Disney, alejándose de las directivas de DC Comics y Warner de hacer “serios” a los héroes con mallas?

 

Arrow -- "Brotherhood" -- Image AR407B_244b.jpg -- Pictured: Neal McDonough as Damien Darhk and Stephen Amell as Oliver Queen -- Photo: Cate Cameron/The CW -- �© 2015 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

 

Por otro lado, argumentalmente, Brotherhood trata de deshacer todo la evolución anterior de Arrow, apostando en su discurso por convertirse más en una serie “a la luz del día” que en una trama amparada en las sombras de los ediciones de Star City. El personaje de Stephen Amell, Oliver Queen/Green Arrow, es el ejemplo personificado de este viraje, alejándose del amargado y torturado vigilante para acercarse al héroe que lucha por su ciudad como activista político de día, y superhéroe de noche.

 

Aunque, en general, Brotherhood no cuenta con una construcción ni sorprendente ni novedosa, sí es un capítulo muy amable para ver, ya que deja bastante buen sabor de boca y también engancha lo suficiente de cara al próximo parón de una semana, hasta el regreso de la serie a principios de diciembre, justo a tiempo para el crossover entre Flash y Arrow, que abrirá la puerta para el spin-off de Legends of Tomorrow, centrado en sus secundarios principales.

 


Os recordamos que Arrow también se emite en España de mano de Calle 13. Si queréis seguir la serie en español, podéis hacerlo a través de esta cadena. Para conocer los horarios de emisión, podéis consultar en su página web.

¡Comparte!

Jesús Delgado

Periodista, friki y cinéfilo. Devoro libros, películas, cómics y todo lo que se me pase por delante. Co-fundador de Cinco 79