Agentes de SHIELD: Devils you know – Crítica de S03XE04

El cuarto episodio de la presente temporada de Agentes de SHIELD, de la cadena ABC, viene con el título de “Los diablos que conoces”, aunque bien podría titularse “Los insurrectos que conoces”. Y es que el pobre Phil Coulson ha perdido ya tanta autoridad entre sus soldaditos que más que el director de SHIELD parece el becario.

 

Lash
Lash, pariente de Espinete y de Blanka de Street Fighter

El argumento empieza a juntar algunas de las piezas que nos habían ofrecido de forma separada en episodios anteriores, aunque muy poco a poco. Por una parte, Coulson encabeza la búsqueda de los inhumanos al tiempo que lo hace Rosalind Price, de la ATCU. Pero parece que Daisy no está muy de acuerdo con el buen rollo que se traen ambos directores, así que insiste en su política de desobediencia. Si esto fuera política, Daisy ya habría creado su propio partido, pero montar una agencia internacional de espionaje no debe ser tan fácil.

 

La parte de los agentes de SHIELD que está con la cuestión ‘inhumana’ (porque, sí, la proliferación de seres superpoderosos no debe ser lo suficientemente importante para poner a toda la agencia a trabajar en ello) se vuelve a topar con el primo azulado de Espinete, de nombre Lash, que va por ahí llevando a cabo su particular limpieza étnica.

 

Como guardias civiles: May-Hunter, Fitz-Simmons, Ward-Strucker

May y Hunter
May y Hunter, agentes de SHIELD, charlan mientras les disparan

¿Qué es de los otros agentes de SHIELD? Pues May y Hunter siguen obsesionados con encontrar a Ward, metiéndose en graves problemas, como todos esperábamos. Si no, qué aburrido, ¿no? Esto forzará el reencuentro entre May y Coulson, donde el pobre director volverá a lamentar que nadie le haga ni caso por aquellos lares.

 

Y, relacionado con Ward, vuelve a nuestras pantallas el joven Strucker, que ya hace sus pinitos como malo malísimo, en una evolución que no nos sorprendería que acabase como líder de la nueva Hydra; aunque todavía tiene mucho que aprender y mucho que correr delante de los agentes de SHIELD.

 

Finalmente, Bobbi se mantiene en su papel irrelevante (¿preparándose para sorprendernos próximamente?), mientras que Fitz y Simmons siguen en su tira y daca… para volver exactamente al mismo punto en el que nos dejaron en el episodio anterior, si bien todo apunta que en el próximo episodio de Agentes de SHIELD asistiremos a un nuevo viaje interestelar.

 

En definitiva, un capítulo que empieza a coger ritmo, pero en el que algunas incoherencias del argumento, como el absoluto pasotismo hacia la disciplina militar típica de organizaciones como SHIELD, hacen que chirríen los engranajes de la trama. Un pequeño paso más hacia un despegue de temporada que esperamos que llegue pronto.

¡Comparte!

Javier Collado

Marvelita sin complejos, crítico del 'Mefistazo' y amante de la Edad de Plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *