Agentes de SHIELD: Closure – Crítica de S03xE09

Venimos diciendo en otras críticas que Agentes de SHIELD está siendo una serie de altibajos en su tercera temporada. Pues, ¡regocijáos!, que en su noveno episodio viene bien cargadito de emociones, de giros argumentales y de sorpresas en general.

 

Así que, ¿qué podemos decir que no os desvele nada del capítulo? Pues que empieza con la imagen que encabeza esta crítica, con Coulson y Price cenando. Y hasta aquí puedo leer. El resto es una locura de episodio que nos devuelve a aquellos de la primera temporada en que el director de SHIELD hacía cosas de lo menos ortodoxas para averiguar cómo es que había sobrevivido al apuñalamiento de Loki en Vengadores.

 

Por fin todos los hilos argumentales se unen para conformar una historia redonda contada en dos partes y que concluirá la próxima semana antes de dar paso al descanso de lo que llaman en el argot televisivo norteamericano la ‘temporada media’ o ‘mid-season’. Vendrá el parón navideño, llegará Agente Carter, y los Agentes de SHIELD regresarán tres meses después de su parón, el 8 de marzo de 2016.

 

Algunas incongruencias, eso sí

A Coulson le gustan las charlas íntimas en este episodio. Imagen promocional
A Coulson le gustan las charlas íntimas en este episodio

Lo peor del episodio, sin lugar a dudas, son las incongruencias que encontramos en las personalidades de los personajes. La relación entre Ward y Malick varía tanto en los menos de 50 minutos que ambos parecen bipolares, especialmente el ex-agente, que no tiene muy claro qué es lo que le mueve en la vida: el dinero, la venganza, la gloria o simplemente el puro odio.

 

Lo mismo ocurre con Fitz y Simmons, que ya no sabemos si son frágiles como el cristal o duros como el diamante. Han pasado por tantos estados a lo largo de la temporada que intuir cómo va a reaccionar el binomio científico de Agentes de SHIELD a cada uno de los acontecimientos pasa a ser una auténtica quimera.

 

Pero, a pesar de esto, y a pesar de que May y Bobbi aparecen como meras comparsas, el episodio es posiblemente el mejor del curso, y deja un gran sabor de boca para el cierre de esta primera fase de la temporada. Por suerte, en cuestión de series superheroicas, estaremos más que cubiertos para los próximos meses, así que la ausencia de Coulson y su tropa se hará más llevadera.

¡Comparte!

Javier Collado

Marvelita sin complejos, crítico del 'Mefistazo' y amante de la Edad de Plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *