Adiós a Stan Lee, el padre de Marvel Comics

Stan Lee, padre de Marvel Comics y creador de algunos de los más icónicos personajes de la Casa de las Ideas ha fallecido a los 95 años. El guionista, editor y productor de Marvel Comics nos deja un enorme legado en el mundo de los cómics, la televisión y, en general, el universo del entretenimiento. Gracias por tanto, maestro.

El 28 de diciembre de 1922 nacía Stanley Martin Lieber en Nueva York. Puede que este nombre no te suene de nada, pero es el original de Stan Lee, el guionista más influyente de Marvel Comics y el creador de los 4 Fantásticos, Spider-man, Los Vengadores y otros muchos superhéroes de la Casa de las Ideas. Con la muerte de Stan Lee, la industria del cómic y el género de los superhéroes se queda huérfano.

Los inicios de un genio del cómic

Stan Lee comenzó trabajando en el mundo de la literatura a una edad muy temprana. En realidad, no se trataba de grandes obras de ficción, eran notas informativas para el diario del Centro Nacional de Tuberculosis de Manhattan. Fue un comienzo muy humilde, pero que le enseñó sobre la vida y le sirvió para seguir soñando con convertirse en el autor de la gran novela americana. Poco después, y gracias a su tío Robbie Solomon, entró en Timely Comics, editorial que en los años 50 se convirtió en Atlas y en los 60 pasó a ser Marvel Comics. Stan Lee tenía entonces 18 años y comenzaba a labrarse su carrera en el mundo de los cómics.

Sus primeros trabajos fueron modesto, casi de ayudante o recepcionista, para Joe Simon, co-creador del Capitán América junto a Jack Kirby, quien por aquel entonces era el editor de las publicaciones de Timely Comics. En 1941, llegó la gran oportunidad de Stan Lee en el universo de los cómics al encargarle el primer guión para una de las historias de Captain America Comics #3. En este primer cómic, introdujo novedades en el escudo del Capitán América y, a partir de este momento, empezó a rebotar en las paredes y otros objetos para desarmar a los enemigos.

Desde luego, sus ideas gustaron a la compañía y pronto le encargaron crear su primer personaje, El Destructor. Poco después, fue nombrado editor interino de Timely Comics, pero la Segunda Guerra Mundial detuvo su meteórico ascenso en la compañía y no volvió a dedicarse al mundo del cómic hasta el final de la guerra. Para aquel entonces, el género de los superhéroes estaba en decadencia y no volvió a enfrentarse a la creación de un héroe con superpoderes hasta 1961.

 

El mundo necesita héroes

DC Comics estaba arrasando en ventas con La Liga de la Justicia de América y Marvel Comics necesitaba volver a las historias de superhéroes. Martin Goodman, editor de la compañía, encargó a Stan Lee que recuperara a Los Invasores, al Capitán América, la Antorcha Humana, Namor y otros antiguos superhéroes para hacer frente a DC. Stan aceptó, aunque con la idea de abandonar la compañía porque quería crear nuevos personajes.  Su mujer, Joan, le animó a marcharse, pero desarrollando las historias que tantas veces habían rondado su cabeza. Aventuras con personajes normales y corrientes, héroes cercanos y reales, pero con poderes.

Stan Lee no lo dudo y junto a Jack Kirby, su dibujante de confianza, empezó a trabajar en Los 4 Fantásticos, un grupo de amigos y familia con los problemas de la gente normal. A estos le siguieron Hulk, Iron Man, Ant-Man, Thor… y muchos otros personajes que eran héroes, pero también vulnerables  a los problemas de la vida real. No es casualidad que Nueva York se convirtiera en el escenario de la mayor parte de estos cómics porque Stan Lee y Jack Kirby, creadores de la Casa de las Ideas y que firmaron varias aventuras juntos, nacieron en la Gran Manzana. De ahí que quisieran que su ciudad se convirtiera en un personaje más de de las historias que nos querían contar y que sea fundamental para entender el Universo de Marvel.

En 1962 se estrenaba El Asombroso Spider-Man, un cómic protagonizado por Peter Parker, un héroe adolescente con problemas para conciliar su vida familiar, estudiantil y de héroe, que se convirtió en la estrella y puntal de Marvel Comics durante muchos años. Un personaje de lo más querido por los fans y el propio Stan Lee al que el Universo Cinematográfico de Marvel ha recuperado a lo grande con películas como Spider-Man Homecoming y la próxima Spider-Man: Lejos de Casa.

La cara visible de Marvel

Con las aportaciones de Stan Lee y el despertar de los cómics de superhéroes, Marvel Comics empezó a crecer hasta lo que conocemos hoy en día. Diez años después de crear Spider-Man y muchos después de empezar en la compañía, Stan Lee se retiró de las funciones de guionista jefe y creativas para centrarse en tareas de editor.

Desde 1972 y hasta su muerte, Stan Lee ha sido la cara visible de Marvel y el encargado de promocionar la marca en medios audiovisuales, series de acción real y dibujos animados. Sus múltiples cameos en las películas del Universo Cinematográfico, el videojuego de Spider-Man para PS4 y hasta en películas de DC Comics harán que permanezca para siempre en la cultura popular americana. Nos ha dejado una leyenda, pero su obra siempre permanecerá. Descanse en paz.

¡Comparte!